SINOPSIS

Cancelo es una aldea de Triacastela (Lugo), situada entre las sierras de Os Ancares y O Courel. Frente a sus casas, granjas y campos de labradío, un monte se yergue casi en vertical. En esa ladera, oculta por la espesa vegetación, se halla una pequeña cueva conocida como Cova Eirós. Un grupo de espeleólogos gallegos, atraídos por su singular conformación geológica caliza, la exploró a mediados de los años 80 llevándose una buena sorpresa cuando encontraron numerosos huesos de un gran animal. Se trataba de los restos de varios osos cavernarios, un mamífero de aureola mítica desaparecido hace miles de años. La cueva se convirtió de un día para otro en el yacimiento más occidental de la especie en Europa.

En 2008, un equipo formado por arqueólogos de las universidades de Santiago, Tarragona y Coruña, vinculados a la Fundación Atapuerca, retomó las investigaciones en la cueva. El balance tras varias campañas, la última en agosto de 2012, es abrumador por su cantidad y calidad. Los arqueólogos han encontrado miles de restos de ocupación humana que confirman que no solo los osos habitaron la cueva. Fueron al menos dos los tipos de homínidos los que pasaron por el lugar en numerosas ocasiones durante los últimos 120.000 años: el Homo Neandertal, que vivió en Europa durante más de 200.000 años, y el Homo Sapiens, nuestra especie, que lo lleva haciendo desde hace 35.000. Entre los restos de estas ocupaciones aparecidos destacan los vestigios de un fuego hecho por neandertales hace 118.000 años –uno de los escasos ejemplos en todo el mundo– y el gran descubrimiento realizado en 2012, la aparición de las primeras pinturas rupestres del noroeste ibérico. Unido a todo esto, la cueva se postula como un yacimiento único por más razones: sus pequeñas dimensiones en comparación con la mayoría de cuevas investigadas, la potencialidad de lo queda todavía por excavar, los varios miles de restos encontrados, el hecho singular de que haya un pueblo a escasos metros y una gran cantera en su parte superior…

Ésta es la extraordinaria historia que cuenta el documental “Cova Eirós”, que, adoptando los códigos narrativos del thriller, combinando el suspense y las sorpresas propias del género, nos llevará a revivir el arriesgado acceso al lugar, la peculiar metodología de una excavación arqueológica, el trabajo posterior en modernos laboratorios a cientos de kilómetros… Todo ello comentado y valorado in situ, sintiendo el vértigo de los sucesivos y fascinantes descubrimientos a lo largo de tres años (2011-2013). Y al mismo tiempo, conoceremos la insólita historia de este lugar habitado durante los últimos 120.000 años a través de un personaje omnisciente, la “Cova”, que nos invitará a penetrar en el misterio del lugar desde unos postulados cercanos al “realismo mágico”. Será éste personaje quien nos haga preguntarnos acerca de nosotros mismos y los retos a los que se enfrenta nuestra especie en la actualidad, tan distintos (o no) de las de aquellos que dejaron su huella en el interior de Cova Eirós.

El Conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia presenta el hallazgo de pinturas rupestres en Cova Eirós

El Conselleiro de Cultura de la Xunta de Galicia presenta el hallazgo de pinturas rupestres en Cova Eirós