PROYECTO

Esta aventura empezó en febrero del 2011, cuando José de Carricarte y yo preparábamos un proyecto sobre espacios de interés geológico de Galicia que nos acabó dirigiendo hasta Cova Eirós, una pequeña cueva en los Ancares lucenses donde se habían realizado importantes hallazgos arqueológicos. Nos documentamos y comenzamos un guión de documental para recoger la historia del yacimiento. Contactamos con los arqueólogos responsables del yacimiento y les enseñamos aquel primer texto a modo de carta de intenciones. Les gustó y nos ofrecieron su apoyo a la idea, permitiéndonos acompañarles en la excavación. En paralelo, conseguimos apoyo logístico por parte del Concello de Triacastela e interés en el proyecto por parte de la Televisión de Galicia. Así que, de forma independiente y autofinanciada, rodamos la campaña arqueológica de agosto de 2011 durante la cual se hallaron miles de restos, algunos muy importantes, como los vestigios de un fuego realizado por neardertales hace 118.000 años.

Al finalizar el primer rodaje, comenzamos un exhaustivo minutado del material y seguimos rodando, claro: entrevistas, trabajos de laboratorio, recursos de naturaleza… Además de visitar la cueva coincidiendo con los sucesivos cambios estacionales. Sin embargo, cuando pensábamos que lo teníamos todo, advertimos que había líneas narrativas inconclusas y más importante aún, que nos veíamos impelidos a esperar con paciencia determinados acontecimientos para una mayor coherencia del proyecto. Fue así que decidimos rodar una segunda campaña arqueológica, decisión que tuvo una recompensa inesperada ya que en la cueva aparecieron las primeras pinturas rupestres del noroeste peninsular… En ese momento aceptamos que nosotros no marcábamos el ritmo del proyecto sino que el proyecto estaba tan vivo como la propia investigación. Había que volver y lo hicimos.

En agosto de 2013 rodamos la que fue nuestra tercera campaña arqueológica y que nos permite cerrar el círculo narrativo. Hemos recogido cien horas de grabación, seguido el día a día de los arqueólogos, recogido testimonios en Atapuerca, Santiago, Coruña, Lugo… entrevistado vecinos, observado los cambios en la frondosa naturaleza que rodea a la cueva y por fin, ahora sí, tenemos una película. Tres años después de haber comenzado, el proyecto ha crecido convirtiéndose en un documental sobre la búsqueda de nuestros orígenes y el conocimiento que esconde esta cueva convertida en un fenómeno geológico, histórico y social, en una auténtica ventana a nuestro pasado.

Xose González Varela, co-director del documental “Cova Eirós”. 

La primera vez que fuimos a Cova Eirós

La primera vez que fuimos a Cova Eirós…