Diario XVIII. A rastras por la historia

Faltan solo dos días para que termine esta campaña en Cova Eirós y el equipo del documental tratamos de seguir el paso a los investigadores y no perder detalle de sus avances y análisis, aunque eso implique andar a rastras por la historia. Para acceder a la cavidad donde se encontraron las pinturas rupestres es necesario ir a gatas durante un trecho de más de diez metros, antes de que la cúpula de la cueva vuelva a elevarse.

La sensación, recogida con la cámara, es muy interesante, por el contraste de luz, la humedad, el olor de la tierra… Suponemos que con un metro o metro y medio de altura, como los homínidos que la humanizaron por vez primera, el trayecto sería más sencillo. Ahora simplemente nos ponemos a su altura y acompañamos a los arqueólogos que tratan de leer su huella en cada detalle.

 

Para acceder a la cavidad donde se encontraron las pinturas  es necesario gatear

Para acceder a la cavidad donde se encontraron las pinturas es necesario gatear

Anuncios