Diario XI. Más allá de la cueva

Los homínidos (seguimos siéndolo) no somos una especie aislada. Por eso nuestro entorno puede decir tanto de nosotros como nosotros mismos: lo que comemos, dónde lo conseguimos, con qué, hasta dónde nos desplazanos habitualmente y para qué, con quién o qué nos relacionamos y cómo nos afecta…

Todo eso forma parte de nuestros hábitos, de nuestra forma de vida, ahora y hace 100.00 años. Por eso el trabajo de los arqueólogos en Cova Eirós no se circunscribe a un único escenario, el entorno de la cueva, en un área de varios kilómetros, tambiénforma parte del ámbito de estudio. Por ejemplo, si empleaban cantos rodados de río para realizar herramientas punzantes con las que cortar carnes o pieles, en algún sitio tenían que obtenerlas. Y en esa búsqueda nuestra cámara también les acompaña.

 

Los alrededores de la cueva también forman parte de la investigación arqueológica. Aquí buscando similitudes entre los restos líticos encontrados en la cueva y los arroyos cercanos

Buscando similitudes entre los restos líticos encontrados en la cueva y el tipo de piedras de los arroyos cercanos.

Anuncios