Diario X. Madrugones y visitas

Ya llevamos diez días de rodaje e inevitablemente nos hemos acostumbrado a los madrugones. Siempre tratamos de llegar a la cueva antes que los arqueólogos, que empiezan su jornada a las nueve, así que a las siete de la mañana ya estamos desayunando en Triacastela con las decenas de peregrinos que este mes de agosto llenan el Camino de Santiago. Pero los madrugones son precisamente los que nos permiten grabar la llegada del equipo a la cueva y también, anticiparnos a las visitas, como la de ayer de la alcaldesa Olga Iglesias. La acompañaban unos amigos de Madrid que reconocieron que el camino a la cueva, un trayecto frondoso de casi veinte minutos ascendiendo la colina, añade emoción a la primera visita.

Las visitas, comoe sta de la alcaldesa de riacastela, llegan por el estrecho sendero que conduce a la cueva

Las visitas, como esta de la alcaldesa de Triacastela, llegan por el estrecho sendero que conduce a la cueva

Anuncios