La ocupación de Cova Eirós se remonta más de 100.000 años

El yacimiento del hombre de Neandertal descubierto hace tres años en Cova Eirós (Triacastela) ya tiene una nueva fecha que aumenta considerablemete su antigüedad. Las dataciones radiométricas del nivel arqueológico más antiguo hallado por ahora en este lugar han determinado que los artefactos descubiertos en esta capa de terreno fueron fabricados hace unos 118.000 años. Este nuevo dato cronológico sitúa a Cova Eirós entre los yacimientos del Paleolítico Medio más antiguos del norte de la Península, aunque todavía está lejos del récord ostentado por el de la gruta guipuzcoana de Letzetxiki, que se sitúa en torno a los 300.000 años.

La datación fue realizada con el método de la termoluminiscencia del cuarzo, al igual que otra efectuada anteriormente en un nivel más reciente del mismo yacimiento, que dio una antigüedad de entre 84.000 y 87.000 años. Este sistema, que se basa en la medición de la radiación luminosa que emiten las partículas de cuarzo mezcladas con la tierra, permite datar yacimientos arqueológicos y paleontológicos mucho más antiguos que el carbono 14, cuyo límite está en los 40.000 años.

Esta datación viene a confirmar que estuvo habitada durante el Paleolítico Medio.

Francisco Albo, vía La Voz de Galicia

Anuncios